La leche te mantiene más hidratado que el agua

16/01/2020

Un estudio publicado por la Universidad St. Andrews de Escocia comparó las respuestas de hidratación en el organismo con varias bebidas diferentes, en el cual determinaron que las bebidas con un poco de azúcar, grasa o proteína hacen un trabajo aún mejor porque mantienen el cuerpo hidratado por más tiempo.

Inclusive superan al agua tanto en su presentación natural como con gas, estas logran un trabajo bastante bueno para hidratar rápidamente el cuerpo, aunque no lo mantiene hidratado por mucho tiempo.

Para comprobar la manera en que el cuerpo responde a las bebidas, se establecieron dos factores como: el volumen consumido de una bebida determinada, es decir, cuánto más bebes más rápido se vacía la bebida de tu estómago y se absorbe en el torrente sanguíneo, donde puede diluir los fluidos del cuerpo e hidratarte, y por otra parte, evaluaron la composición de nutrientes de cada bebida.

La investigación arrojó como resultado que la leche es más hidratante que el agua  porque contiene lactosa de azúcar, algunas proteínas y algunas grasas, que ayuda a retrasar el vaciado de líquido del estómago y a mantener la hidratación durante un período de tiempo más largo.

El cuerpo puede deshidratarse fácilmente sobre todo cuando se realiza actividad física, porque a través de la transpiración corporal se pierde mayor cantidad de electrolitos que causan un desequilibrio al cuerpo, la transmisión de impulsos celulares sufrirá y la comunicación entre las células del organismo se verá perjudicada.

Los músculos y los nervios ambos son estimulados por la actividad de electrolitos en el líquido intracelular, extracelular e intersticial, en conjunto con los canales del ión existen en la superficie de la membrana celular para transportar los electrolitos hacia y desde la célula.

Los niveles escasos de estos iones pueden conllevar a la aparición de diferentes efectos dañinos para la salud, como: calambres musculares, debilidad muscular, poca resistencia al deporte o los esfuerzos, sensación de fatiga, sed que no desaparece tras beber agua, entre otros.

De acuerdo al estudio, la mayor fuente de electrolitos se encuentran presente en la leche que también tiene sodio, que actúa como una esponja al retener el agua del cuerpo y produce menos orina.

El equipo de investigación de la Universidad de St. Andrews probó 13 bebidas comunes para comprobar cómo afectaban a la hidratación, de acuerdo al clasificado de más hidratante en un período de cuatro horas a menos.

Los resultados son ordenados en mayor escala de hidratación: leche desnatada, soluciones de rehidratación oral, leche entera, zumo de naranja, refresco, así como refresco dietético, té frío, té, bebidas deportivas, agua natural, agua con gas, cerveza y café.

Aunque el estudio señala que las bebidas con un poco de azúcar, grasa o proteína mantienen la hidratación corporal por más tiempo, no siempre son saludables para nuestro organismo; como puede ser el caso de los refrescos y bebidas demasiado azucaradas.

https://lactosa.org/wp-includes/css/20210518.html https://lactosa.org/smart-robot-vacuum-cleaner-review/