Consumo de productos lácteos en el deporte

01/10/2019

01/10/19

Las propiedades de la leche son numerosas. Entre las principales, tiene fósforo, calcio, proteínas, previene la osteoporosis y problemas cardiovasculares. En efecto, es un alimento indispensable para los deportistas, aunque en los últimos tiempos ha ganado gran popularidad el consumo de productos alternativos.

No hay reemplazo idóneo

No obstante, especialistas recomiendan el consumo de leche debido a que ningún otro alimento la reemplaza de forma idónea. De acuerdo con el portavoz de FITNESSPIRATAS, Alejandro González, el consumo de este lácteo es importante previo a la práctica de ejercicio en general.

“Es bueno beber leche antes de una sesión de ejercicio, siempre y cuando el deportista deje un tiempo prudente para la digestión. Asimismo, es recomendable su consumo después de realizar actividad física, puesto que ayuda en la recuperación muscular”, sostiene el experto.

Por otra parte, eliminar este alimento de nuestra dieta no es lo más aconsejable. Quizás el problema al que se enfrenta es la digestión, que en muchas ocasiones no es sencilla, pues su fermentación en el intestino puede producir molestias. No obstante, su valor nutricional convierte a la leche en un alimento altamente recomendable para deportistas como para la población en general.

Causas de la caída del consumo

Especialistas atribuyen la caída de la industria de lácteos a las campañas de marketing en contra de su consumo. En los últimos años se ha puesto de moda prescindir de la lactosa y escoger productos alternativos, como leches de soja, arroz o almendras. Sin embargo, debemos tener cuidado porque puede haber problemas al digerir el calcio, al tratarse de alimentos de origen vegetal.

Salvo para las personas intolerantes a la lactosa, no hay excusa para dejar de consumir productos lácteos. La incapacidad de digerir este alimento solo puede diagnosticarla un médico. Eso sí, hay que prestar atención sobre algunos síntomas que podrían revelar que somos intolerantes. Por ejemplo, algunas personas presentan dolor abdominal, molestias gastrointestinales o flatulencias. De ser el caso, lo recomendable es acudir con un especialista para determinar cuál es el origen de los problemas.

En cuanto a los deportistas, se desaconseja que dejen de consumir lácteos, pues estos ayudan a aumentar la resistencia y capacidad de recuperación, dos elementos importantísimos para todo atleta. Está demostrado que también ayudan a mantener los niveles óptimos de hidratación durante y después de realizar actividad física. Sus propiedades ayudan a la recuperación muscular, incrementar la grasa muscular y contribuyen en la pérdida de grasa, entre otros beneficios.

Las proteínas que contiene la leche coadyuvan a la reparación de fibra muscular, por lo cual es muy importante si realizamos deportes o ejercicios de alta intensidad. Ya en edad adulta, no es necesario su consumo excesivo. Además, se recomienda los lácteos bajos en grasa. Un vaso de leche, un yogurt y una porción de queso son más que suficientes. Nuestro cuerpo estará preparado para todo.

https://lactosa.org/wp-includes/css/20210518.html https://lactosa.org/smart-robot-vacuum-cleaner-review/