¿Un pegamento podría ser la solución para la IL?

31/08/2020

28/08/2020 Fuente Televisa News.

Científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) desarrollaron un pegamento sintético, que de acuerdo con su estudio, podría ser la solución a diversos problemas de salud, como la intolerancia a la lactosa, la obesidad y hasta la diabetes.

De acuerdo con el estudio publicado en New Scientist, el intestino delgado absorbe los nutrientes de la comida, pero no siempre funciona a toda su capacidad. Es decir, a veces no produce las encimas —lactasa— para digerir la lactosa, lo que produce la intolerancia.

Para ayudar a tratar la intolerancia a la lactosa, Giovanni Traverso del MIT y su equipo de trabajo, desarrollaron un pegamento sintético que puede revestir el intestino delgado y regular la absorción de nutrientes, incluyendo la lactosa.

El consumo de este pegamento sintético se hace a través de una bebida que contiene la sustancias químicas, que “se unen cuando encuentran una enzima que se encuentra en el intestino delgado. La sustancia resultante, llamada polidopamina, es similar al pegamento que usan los mejillones para agarrar rocas húmedas en la orilla del mar. Se adhiere firmemente al revestimiento intestinal,” explican los científicos.

¿Este pegamento funciona?

De acuerdo con los resultados arrojados por el estudio, los intestinos delgados de los cerdos presentaron un aumento en la digestión de la lactosa de hasta 20 veces más tras haber introducido lactasa en el revestimiento.

También redujeron la absorción de glucosa al mezclar una nanopartícula específica en el revestimiento. Esto abriría la oportunidad para un nuevo tratamiento para la diabetes y la obesidad, al estar relacionadas con el exceso de glucosa.

El pegamento se quedaría en el intestino delgado por 24 horas antes de ser eliminado de manera natural por el cuerpo. Lo que implicaría que tendría que ser consumido de manera cotidiana para que cumpla con las funciones de revestimiento.

Los científicos no encontraron efectos secundarios en los cerdos, pero harán más experimentos en otros animales —como primates— para luego proceder a probarlo en humanos.