Un autobús tolerante a la lactosa

04/03/2020

03/03/2020 Fuente Diario de Almería.

Fomentar el ejercicio físico y el consumo de alimentos beneficiosos para el organismo como los lácteos son algunos de los objetivos del autobús que está instalado en la entrada del campus de la Universidad de Almería y que estará hasta mañana ofreciendo algunos servicios a todo el que quiera participar. 

La campaña Generación Láctea está organizada por InLac (Organización Interprofesional Láctea) y recorre 30 ciudades de la geografía nacional entre 2019 y 2020. Otra de las finalidades es contrarrestar bulos y desinformación sobre el sector.

María Sánchez, nutricionista de la Generación láctea, detalla el fin de esta parada en el campus de la UAL: “La campaña fomenta la vida activa, estilos y hábitos de vida saludable, alimentación correcta y equilibrada con productos naturales”.

La nutricionista explica que los que visiten el autobús “pueden realizarse estudios de composición corporal con cuatro bicis. Contamos con cuatro bicis y computamos los kilómetros de forma simbólica como fomento de la vida activa”.

Durante su recorrido por los distintos puntos de España, Sánchez obtiene una conclusión: “De forma general, la gente joven, de 20 a 23 años, no se cuida, no hace deporte. Tiene hábitos alimentarios poco sanos con muchos dulces, bollería… Es su forma de comer diariamente. Está generando problemas de salud. Es alarmante. Queremos revertir todos esos hábitos a estilos de vida saludable”.

Los participantes, en su visita por este autobús, reciben atención nutricional personalizada, recomendaciones de actividad física y degustaciones de productos lácteos en su zona de showcooking. En este punto de información se anima a los consumidores a descubrir la actividad y a consumir al menos 3 lácteos al día, cantidad recomendada por la comunidad médica.

La directora gerente de InLac, Nuria M. Arribas, destaca el compromiso del sector lácteo por promover campañas de divulgación entre los más jóvenes, como Generación Láctea. 

Evidencia científica frente a bulos y fakenews

Los lácteos aportan proteínas de alto valor biológico e hidratos de carbono, fundamentalmente en forma de lactosa, además de calcio, magnesio, fósforo, zinc y otros minerales, así como vita-mina B12 y A, todos ellos con importantes funciones en el organismo. A pesar del valor indiscutible de la leche y de sus derivados en la nutrición humana, los lácteos están siendo objeto de debate, cada vez más en los últimos años, en el ámbito científico, pero sobre todo en ámbitos ciudadanos o en el ámbito pseudocientífico.

Cada vez con más frecuencia se difunden en Internet y redes sociales mensajes alarmistas sobre los lácteos y sus efectos en la salud, que en su mayoría tienen muy poca base científica o que han hecho una interpretación sesgada o, al menos, no del todo correcta de algunos estudios publicados, de acuerdo con InLac.

La evidencia científica actual, basada en el estudio del consumo de leche y productos lácteos en cohortes de cientos de miles de personas, así como en estudios de intervención aleatorizados, indican que el consumo apropiado de estos productos es beneficioso en todas las edades. Gracias a su valor nutricional, se recomienda una ingesta diaria de leche y derivados lácteos equivalente a 2 a 4 raciones diarias de leche en función de la edad y del estado fisiológico. Además, la evidencia indica un efecto beneficioso del calcio sobre la densidad mineral ósea.