Nuevas aperturas de La Mar de Cookies

10/01/2019

19/12/18 Fuente El Economista. La empresa –especializada en la elaboración artesanal de productos de pastelería, bollería, panadería y salado sin gluten y ni lactosa-, tiene presencia en cinco ciudades en España y el objetivo es seguir ampliando su presencia en el territorio nacional con nuevas aperturas en régimen de franquicia. La iniciativa, nacida en Zaragoza hace tan solo dos años, supera el millón de euros en facturación y ha generado más de 20 empleos.

La Mar de Cookies, el primer obrador en Zaragoza que elabora productos de forma artesanal sin utilizar gluten ni lactosa, cumple dos años. Una empresa joven que ha experimentado un importante crecimiento en este período, ya que ha pasado de una tienda en la capital zaragozana a tener seis establecimientos en España, además de alcanzar una facturación de un millón de euros y generar más de 20 empleos.

Todo comenzó al observar la necesidad que tenían los niños con intolerancia a la lactosa y celíacos. “Un niño en la guardería de mi hijo tenía celiaquía con dos años y sus padres no encontraban productos para darles porque no hay productos sin gluten artesanos. Como había estudiado hostelería empecé a hacerles algunos”, explica Mar Fraga, responsable de producto de La Mar de Cookies, a elEconomista.es 

A la necesidad de dar respuesta a las personas celíacas se sumó la intolerancia a la lactosa a raíz también de un caso cercano que conoció en el colegio de su hijo. “Muchos productos no son artesanos, son envasados y tienen muchos conservantes. Empecé a hacerlos y también a escribir un blog. Con los socios del proyecto, todo salió adelante porque había una necesidad y no existía en Zaragoza nada sin gluten y sin lactosa” y máxime en un mismo producto alimentario.

“Lo que yo quería hacer era un obrador tradicional, pero sin gluten ni lactosa”. Y el resultado fue La Mar de Cookies, que ofrece una amplia gama de productos de bollería, pastelería, repostería y salados como panes -hay unos siete tipos diferentes-, hojaldres, roscón o el tronco de Navidad, tan característico de estas fechas.

Desde estos inicios, La Mar de Cookies ha ido creciendo. Hoy cuenta con dos tiendas en Zaragoza -inicialmente eran propias y ahora se han franquiciado-, a las que se suman las aperturas en el resto de España (Badalona, Sabadell, Madrid y Torrelodones).

Y el objetivo es continuar con la apertura, en régimen de franquicia, de más establecimientos para acercar el producto a todas las personas que no pueden tomar alimentos con gluten y que son intolerantes a la lactosa.”Queremos abrir más tiendas para llegar a más público”, estando en el punto de mira localidades en Aragón como Huesca, así como otras zonas de España entre las que figuran Andalucía, Soria o el Norte del país.

La Mar de Cookies tiene venta online de sus productos en España, pero su crecimiento se va a asentar sobre tiendas físicas principalmente porque “el cliente necesita hablar con la gente del obrador y que sepa cómo se hacen las cosas. Hay mucho miedo a comprar productos sin gluten. En La Mar de Cookies somos muy íntegros. Llevamos poco tiempo, pero somos muy estrictos en los controles de los ingredientes. Hacemos más analíticas que un obrador común”.

De hecho, esto fue uno de los puntos más difíciles de esta iniciativa empresarial ante la dificultad de encontrar las materias primas adecuadas para poder elaborar los diferentes productos. Una dificultad que les llevó a tener que cerrar el tercer día tras la apertura por la falta de producto porque cada uno de los ingredientes que se emplean tienen que venir con una ficha técnica e indicar alérgenos. “He querido trabajar con proveedores de Aragón, pero no he podido y he tenido que ir a Barcelona y Madrid”. Un handicap al que se añadió también ser mujer.

La expansión de La Mar de Cookies se asienta en la creciente demanda de estos productos ante el mayor número de personas que son diagnosticadas como celíacos y también con la intolerancia al gluten, además de observarse también un aumento de clientes que prefieren estos productos para seguir dietas de moda o para cuidar más su alimentación.